miércoles, 24 de febrero de 2010

ESTAMOS REORGANIZÁNDONOS.

Un año llevamos ya funcionando como Ateneo Libertario, un año de pensar, debatir, conocer, compartir, … hemos aprendido muchas cosas, hemos desaprendido otras tantas y hemos caído en la cuenta de que no sabemos nada, y que, a la vez, queda todo por descubrir.
Hace mucho tiempo (casi desde “la transición”) que no se hablaba de anarquismo en Lora del Río, ahora el anarquismo tiene presencia en la calle, (carteles, charlas, debates, pintadas…), y se habla de ello, tanto mal como bien. Por lo tanto, nuestro primer objetivo ha sido cumplido, -dar a conocer el anarquismo a quién no lo conoce, darle presencia al anarquismo en la calle, presentarlo como lo que es, una alternativa al sistema actual- aunque queda mucho por hacer, muchísimo, tanto que no debemos detenernos.
Por otra parte hemos establecido contactos con otros colectivos anarquistas tanto de Sevilla, como de otras ciudades estableciendo ciertos lazos, lazos que hay que hacer mucho más fuertes, mucho más continuos en cuanto a fluidez en la información, y por supuesto establecer más de esos lazos. Tenemos nuestra presencia en la red y tratamos de tenerla en la calle (nuestra publicación “Grito Libertario”, panfletos, carteles, etc), sin embargo hay que seguir, es insuficiente todo, hace falta más, mucho más.
La falta de horas y de recursos sigue siendo nuestro principal obstáculo, por lo que debemos esforzarnos por encontrar nuevas fórmulas de autogestión, nuevas formas de difusión… tenemos que ser mucho más eficientes y a eso aprenderemos con el tiempo, estoy seguro.
Sin embargo queda mucho por hacer, este primer año ha servido sobre todo para hacernos una idea de “cómo está el patio” y de cuáles son los obstáculos que debemos salvar y que nos vamos a encontrar, ha servido para coger experiencia e ilusiones, para autoformarnos (cosa que no acabará nunca). Pero no es suficiente, nada es suficiente, mientras el poder y la autoridad en cualquiera de sus formas sigan ejerciendo la depredación más cruel del ser humano por el ser humano, mientras aprovechad@s de cualquier signo sigan viviendo a costa del sudor de otr@s, mientras la razón, la lógica y la ciencia encuentren una y otra vez los obstáculos de la religión o del dinero, mientras no desaparezcan el sexismo, el racismo, la xenofóbia, la explotación, la especulación, el militarismo … mientras no seamos tod@s libres (individual y colectivamente hablando) no será suficiente.
Por ello, no hemos empezado ni siquiera a hacer amago de lucha, estamos reorganizándonos, esto no ha terminado, acaba de empezar.
Ateneo Libertario “La Revuelta”.

2 comentarios:

  1. hola compañerxs!
    Os cuento, estoy moviendo una proyecto de editora no lucrativa y acrata, pero mientras salen kosillas ke haer con trueke estoy montando una fanzinoteka digital y he incluido vuestros 2 numeros de grito libertario.
    Salud

    http://truekeediciones.blogspot.com

    ResponderEliminar

La necesidad de moverse.

Hoy en día muchas son las opiniones que se tienen del anarquismo y muchas son las opiniones infundadas por los medios de comunicación y la propaganda capitalista que al movimiento anarquista se le ha venido haciendo desde el principio.
Pocos o muy pocos son los que de verdad conocen la ideología anarquista y muy pocos los que saben qué es lo que supone verdaderamente.

Por eso nace el Ateneo Libertario "La Revuelta", para que las personas que lo deseen encuentren un espacio desde el cual conocer el anarquismo, conocer como se consigue autogestionar la sociedad sin que ello suponga un caos, al contrario.
Un espacio donde aprender y debatir, donde experimentar el placer de organizarte en solidaridad con tus compañer@s y de forma asamblearia, sin dirigentes ni dirigidos, y un espacio desde el que cordinar todas las luchas que sean necesarias, formándonos en las prácticas anarcosindicalistas.

La necesidad que tenemos de movernos, de organizarnos, de autogestionarnos, de formarnos y de luchar; es la misma necesidad que ha movido a los pueblos a lo largo de la historia a mejorar, a evolucionar.
Salud y anarquía.